lunes, 18 de septiembre de 2017

CLASIFICACIÓN DE LOS RESIDUOS SANITARIOS (I)

El tema "Gestión de residuos sanitarios: clasificación, transporte, eliminación y tratamiento" normalmente forma parte del temario específico de la categoría de Celador de los diferentes Servicios de Salud. Independientemente de ello, es de gran importancia que el celador sepa distinguir los distintos tipos de residuos que se generan en una Institución Sanitaria, debido a la diversidad de procedimientos, acciones, etc. que se realizan en ellas, ya que suponen un riesgo de producir infecciones (a pacientes y trabajadores) si su manejo es inadecuado, aunque la mayoría de los residuos generados no son peligrosos, otros si que lo son, por ello debemos tener conocimiento de los tipos de residuos que se pueden generar en un centro sanitario y su peligrosidad.

La normativa europea, a través de la DECISIÓN de 18 de diciembre de 2014 por la que se modifica la Decisión 2000/98/CE, sobre la lista de residuos, de conformidad con la Directiva 2000/98/CE del Parlamento Europeo y del Consejo, (nos indica la clasificación de residuos, quedando en el punto 18 enmarcado los Residuos de servicios médicos o veterinarios o de investigación asociada salvo los residuos de cocina y de restaurante no procedentes directamente de la prestación de cuidados sanitarios). 

En el ámbito nacional, la normativa que debemos  tener en cuenta es:
Según la NTP 372, la clasificación de residuos sanitarios sería la siguiente:
Entendemos por "residuo" cualquier sustancia u objeto que su poseedor deseche o tenga la intención o la obligación de desechar.

Y por "residuo sanitario" cualquier sustancia u objeto sólido, pastoso, líquido o gaseoso contenidos o no en recipientes, del cual su poseedor se desprenda o tenga intención o la obligación de desprenderse, generados por actividades sanitarias.

El riesgo asociado al uso o a la manipulación del material propio de la actividad sanitaria (agujas, gasas empapadas en sangre en una cura o una intervención quirúrgica, tejidos extirpados, pipetas de laboratorio, etc.) no tiene nada que ver con el riesgo asociado a los residuos. Sólo cuando este material es rechazado (porque su utilidad o manejo se dan por acabados definitivamente), y únicamente a partir de este momento, se convierte en residuo.

CLASIFICACIÓN DE LOS RESIDUOS SANITARIOS POR COMUNIDADES AUTÓNOMAS

Como nos dice la Ley 22/2011, de 28 de julio, de residuos y suelos contaminados, el Ministerio competente en material de medio ambiente deberá elaborar un Plan Nacional marco de Gestión de Residuos entre otras funciones, corresponde a las Comunidades Autónomas la elaboración de los planes de gestión de residuos, los programas de prevención, el otorgamiento de la autorización de su traslado, etc.

Hagamos un somero recorrido por las diferentes Comunidades Autónomas...

ANDALUCÍA

Decreto 7/2012, de 17 de enero, por el que se aprueba el Plan de Prevención y Gestión de Residuos Peligrosos de Andalucía 2012-2020. 



ASTURIAS




COMUNIDAD VALENCIANA

Decreto 240/1994, de 22 de noviembre, del gobierno valenciano, por el que se aprueba el reglamento regulador de la gestión de los residuos sanitarios. (DOGV nº 2401, de 05-12-1994)



NAVARRA

Decreto Foral 296/1993, de 13 de septiembre, por el que se establece la normativa para la Gestión de los Residuos Sanitarios de la Comunidad Foral. 



CATALUÑA

Decreto 27/1999, de 9 de febrero, sobre la gestión de los residuos sanitarios. 


Increíble pero cierto, las 17 Comunidades Autónomas más Ceuta y Mellilla, cada una de ellas ha elaborado su particular clasificación de los residuos sanitarios. Arduo trabajo el de recopilar toda esta legislación, por lo que lo continuaré en una o dos entradas más... no desesperéis, que para eso ya estoy yo. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario