Tema 11: Movilización del Paciente. Parte I

En una Institución Sanitaria nos vamos a encontrar con pacientes, que por motivo de una enfermedad o por su avanzada edad, tienen disminuidas sus capacidades físicas o psíquicas, lo que provoca que estos enfermos necesiten ayuda para realizar determinados movimientos. 

El personal sanitario será quién efectúe dichos movimientos, ayudados en la mayoría de los casos por los Celadores, por ser una de sus funciones, “ayudarán a las enfermeras y ayudantes de planta al movimiento y traslado de los enfermos encamado que requieran un trato especial, en razón de sus dolencias, para hacerles las camas".

Los movimientos se realizarán al paciente que se encuentra situado en la cama, camilla, sillones, etc., pero antes de realizarlos deberemos tener en cuenta diversas normas generales a seguir:
  • Adoptar las medidas de higiene necesarias.
  • Preparar el área donde se va a trabajar, quitando aquellos elementos que puedan estorbarnos, es decir adaptar el medio. Garantizando en todo momento la seguridad del paciente.
  1.       Colocar la cama en la posición adecuada al paciente.
  2.       Frenar la cama.
  3.       Tener cuidado con sueros, drenajes, sondas, etc.
  • Pedir colaboración al paciente.
  • Seguir las instrucciones del personal sanitario.
  • Guardar en todo momento la intimidad del paciente.
  • Evitar movimientos bruscos en la movilización del paciente. La movilización no debe suponer un proceso traumático o doloroso para el paciente.
  • Utilizar ayudas mecánicas cuando sea posible.


MOVILIZACIÓN DEL PACIENTE ENCAMADO

El termino movilización lo empleamos tanto para referirnos a las técnicas de traslado como a los cambios posturales realizados al paciente.

El celador que realiza maniobras de movilización de pacientes, siempre lo hará bajo la supervisión del personal sanitario y siempre aplicando una buena técnica basada en el principio de ergonomía.

La movilización y transferencia de pacientes con movilidad reducida o con otro tipo de trastorno/dolencia, son las actividades más frecuentes realizadas por el celador.

Diferencia entre movilización y transferencia de pacientes encamados.

  • Movilización es el movimiento que se realiza sobre una misma superficie implicando cambios de posición o de situación (giro en la cama), diferenciando dos tipos, activa y pasiva.
  1. Movilizaciones activas son las que puede realizar el paciente bajo la supervisión de un profesional.
  2. Movilizaciones pasivas son las que realiza el profesional en pacientes que no pueden realizar esfuerzos. 
  • Transferencia es el movimiento que se realiza de una superficie a otra o de un plano a otro. Para realizar la transferencia del paciente disponemos de varios dispositivos que nos ayudan a efectuarla con cierta seguridad para el paciente y también para el celador, como son la sábana entremetida, grúas, transfer, etc.


MOVIMIENTO DEL PACIENTE HACIA LA CABECERA DE LA CAMA

Cuando el paciente colabora es necesario:

  • Una sola persona (celador o auxiliar de enfermería).
  • Pedir su colaboración, flexionando las rodillas del paciente y agarrándose al cabecero de la cama.
  • El paciente se impulsará hacia el cabecero de la cama, mientras el celador lo sujeta y realizan el movimiento los dos al mismo tiempo. Hay que evitar que el paciente se golpee la cabeza con el cabecero de la cama.
  • Si el paciente se encuentra en una cama traumatológica o que la cama posea triángulo de Balkan (trapecio), se ayudará agarrándose a él.
Cuando el paciente no colabora
  • Se necesitará como mínimo dos personas (celador y auxiliar de enfermería, dos celadores).
  • Se puede realizar este movimiento con la ayuda de la entremetida, si el paciente la tuviese. Se coloca una persona por cada lado de la cama, sujetando bien la entremetida, enrollándola y bien pegada al cuerpo del paciente, y al unísono se desliza hacia la cabecera de la cama. (La entremetida se colocará desde el hombro hasta el muslo del paciente).
  • De igual manera, una persona por cada lado de la cama, agarrando al paciente por las axilas, deslizándolo hasta la cabecera. El celador pondrá uno de sus brazos debajo de las axilas y el otro debajo del cuello del paciente.
  • Si fuera un paciente politraumatizado, el desplazamiento se realizaría en bloque





MOVIMIENTO DEL PACIENTE HACIA UN LATERAL DE LA CAMA

Se precisa la colaboración de dos personas (auxiliar de enfermería y celador, dos celadores).

1. Con la ayuda de la entremetida
  • Se coloca cada persona del lado de la cama y sujetando fuerte la entremetida y lo más cerca al paciente, se desplazará hacia el lateral de la cama que se desee movilizar al enfermo.
  • Acto seguido se doblará la rodilla del paciente contraria al sentido del giro y con la entremetida llevarlo al centro de la cama.
  • Nos fijaremos que el brazo no quede debajo del cuerpo del paciente.
2. Sin la ayuda de la entremetida
  • Pasaremos un brazo bajo la cabeza y cuello del paciente hasta asir el hombro más lejano.
  • Colocar el otro brazo por debajo de la zona lumbar.
  • Una vez sujeto con ambos brazos, tiraremos suave y simultáneamente del paciente hacia la posición deseada.
  • Cuando esa parte del cuerpo esté desplazada, situaremos uno de nuestros brazos bajo los glúteos y el otro bajo el tercio inferior de los mismos, procediendo a desplazar la otra parte del cuerpo del paciente hacia la posición deseada.

SENTAR O INCORPORAR A UN PACIENTE EN LA CAMA

La mayoría de las camas hospitalarias son articuladas, por lo que disponen de dispositivos de elevación del cabecero de la cama para que el paciente quede sentado en la cama.

En caso de que la cama no sea articulada:
  • Nos colocaremos al lado de la cama del paciente, a la altura de su tórax.
  • Colocaremos un brazo por debajo de los hombros del paciente.
  • El otro brazo debemos colocarlo debajo de la axila del paciente, sujetando por detrás de ésta, a la altura del omóplato.
  • Lo incorporaremos a la posición de sentado.

SENTAR AL PACIENTE EN EL BORDE DE LA CAMA
  • Si la cama es articulada, colocaremos al paciente en posición fowler, siempre que la patología del paciente lo permita.
  • El celador adelanta un brazo, el más próximo a la cabecera, y rodea los hombros del enfermo, y el otro lo coloca en la cadera más lejana del paciente.
  • Haciendo que la cadera y las piernas del paciente giren de modo que queden colgando en el borde de la cama. Con el otro brazo ayudamos a erguir el tronco (en un solo movimiento debemos elevar los hombros y rotar el cuerpo del paciente, moviendo con nuestro brazo las piernas y rodillas hasta que quede sentado con las piernas colgando en la cama).
  • Una vez que el paciente está sentado en la cama, colocaremos nuestros pies y rodilla en los pies y piernas del paciente haciendo tope, para evitar que éste resbale y caiga.

MOVIMIENTO DEL PACIENTE DE LA CAMA AL SILLÓN O SILLA DE RUEDAS

Será necesaria la participación de una persona (celador o auxiliar de enfermería), o dos dependiendo de la colaboración del paciente. 
  • Colocar la silla de ruedas (frenada y con el respaldo en los pies de la cama y paralela a ella) o sillón (frenado) junto a la cama y paralelo a ella.
  • Poner la cama en posición fowler, si las características de la cama lo permiten.

  • Sujetando al paciente por los hombros y las rodillas, lo giraremos hasta dejarlo sentado en el borde de la cama.
  • Flexionaremos las rodillas para abrazar al paciente por la cintura, así de esta forma lo ayudamos a incorporarse de pie y a continuación en un cuarto de giro lo sentamos en el sillón o la silla de ruedas.
  • Dejarlo bien acomodado, colocando las almohadas necesarias para ello.
Cuando un paciente no colabora, este moviendo lo podemos realizar ayudados de una entremetida, un celador se pondrá por el lado de la cabeza y el otro por la zona lumbar del paciente. Sujetando bien la entremetida y pegada al cuerpo del paciente. A la vez elevaremos al paciente de la cama y lo dejaremos sentado en el sillón o en la silla de ruedas.

Otra forma sería, (sin entremetida), un celador se coloca por detrás de la cama y agarra al paciente por debajo de las axilas, el otro celador lo sujeta por los pies. Los dos, sincronizados, sentarán al paciente en el sillón o silla de ruedas.


MOVIMIENTO DE PACIENTE TENDIDO EN EL SUELO PARA PASARLO A POSICIÓN DE SENTADO
  • Colocar la silla o sillón detrás del paciente.
  • Indicar al paciente que se coja de los hombros de los celadores que le van a sentar, siempre y cuando el paciente esté consciente.
  • Cogerle por la axilas, haciendo tope nuestros pies y rodillas con los del paciente para evitar que este resbale. Levantar al paciente llevándolo hacia atrás sentándolo en la silla. 






MOVIMIENTO DEL PACIENTE DE PLANO A PLANO

Este movimiento se realiza de cama a cama, de cama a camilla, de cama a mesa de RX, de camilla a mesa de RX,  de cama a mesa quirúrgica.

1. Si el paciente colabora se precisa de una sola persona

  • Se colocan los dos planos a la misma altura, siempre que sea posible, y paralelos, inmovilizar ambos (frenar).
  • El celador se coloca del lado hacia el que se va a mover el paciente ayudando a éste a realizar el cambio de plano, procurando que no voltee en el movimiento.


2. Cuando el paciente no colabora o su patología se lo impide, el movimiento lo realizarán dos celadores o auxiliar de enfermería y un celador.
  • Se colocan los dos planos a la misma altura, siempre que sea posible, y paralelos, inmovilizando ambos.
  • Se coloca una persona de cada lado del plano, cogiendo cada uno de ellos la sabana, agarrándola lo más próxima al paciente.
  • El celador que está en el plano más alejado del paciente apoyará la rodilla en el plano vacío para ayudarse en la movilización.
  • Los dos al mismo tiempo desplazarán al paciente al plano deseado.

3. Desplazar al paciente de un plano a otro con dos o más personas
  • El cabecero de uno de los planos se coloca en el piecero del otro, para quedar los dos planos en ángulo recto y perpendicular.
  • Los celadores se colocaran del lado del plano por donde se va a realizar el movimiento.
  • Doblan las rodillas juntamente y colocan sus brazos bajo el paciente:

  1. El primero, un brazo por debajo de la nuca y hombros y el otro en la zona lumbar.
  2. El segundo, un brazo por debajo de la zona lumbar y el otro por debajo de las caderas.
  3. El tercero, si fuese necesario, pondría sus brazos, uno por debajo de las caderas y el otro debajo de las piernas.

  • Se eleva al paciente haciéndole deslizar suavemente sobre los brazos (los brazos se mantienen pegados al cuerpo).
  • Se procede al levantamiento del paciente y se avanza hacia el plano al que se quiere dejar colocado al paciente, se doblan las rodillas y apoyan los brazos en el plano, con movimientos suaves y simultáneos para dar seguridad al paciente y evitar que este se asuste, quedará situado.

TÉCNICA DE ENTRECRUZAMIENTO DE BRAZOS



Utilizada para incorporar al paciente, de decúbito supino a semisentado, en la cama.
  1. El antebrazo del paciente debajo de la axila del celador, de tal forma que su mano queda apoyada en el hombro del celador.
  2. El antebrazo del celador debajo de la axila del paciente, de tal forma que la mano del celador queda detrás del hombro del paciente.
  3. La mano que queda libre, del celador, se deslizará por detrás de los hombros del paciente.
  4. Se impulsa al paciente hacia delante, incorporándolo con suavidad.


Hay pacientes con determinadas patologías que el celador deberá conocer para su correcta manipulación, por el contrario se puede causar un daño al paciente.
  • Algunos pacientes presentan traumatismo craneoencefálico o espinal con un aumento de la presión intracraneal, en estos casos el movimiento está contraindicado, y cuando se realice dicho movimiento, que por la gravedad lo exija, el movimiento se efectuará bajo la supervisión del personal sanitario (enfermera).
  • En pacientes con hemiplejía, el celador deberá colocarse del lado que conserva la movilidad, fomentando la colaboración del paciente.
Para pasar a un paciente hemipléjico de la cama al sillón, se debe evitar que el pie del lado afectado se deslice a la hora de realizar el apoyo y que la rodilla del lado afecto se pueda doblar al realizar fuerza para levantarse.
  • En pacientes con tetraplejía o lesionados medulares, no se les movilizará a la posición decúbito lateral, se les moverá en bloque para poder realizar la higiene de la parte posterior del cuerpo.
  • En pacientes que presentan fracturas, que se encuentran encamados con aparatos de tracción por medios de pesas, para realizar su movilización se hará sin perder la alineación de los miembros inferiores.(Tracción esquelética; tracción cutánea).

No hay comentarios:

Publicar un comentario